El tiempo
Descargar App
Arroyo Al Día Deportes

Jorge Porrini comentó lo ocurrido en el día de ayer

El hecho ocurrió ayer por la mañana. Sin embargo, se extendió hasta horas de la tarde. Jorge fue demorado en la Seccional Nº 27, acusado de hurto.

El día lunes Jorge Porrini decide ir al bazar ubicado en la calle San Martín al 300 a cargo de la familia Tonelli donde compró un teléfono fijo de línea. Al regresar a su casa constata que éste no funcionaba.

El día jueves, aproximadamente a las 10 de la mañana, se dirige al negocio de ventas nuevamente para pedir el cambio del teléfono adquirido. Como bien expresaba Jorge: "El hijo más chico empezó a revisar el teléfono; fuimos adentro; empezó a cambiar un cable y por ahí dio con la tecla y se empezó a escuchar. Me acerqué al mostrador y cuando empecé a poner el teléfono en la caja para venirme a mi casa, me empezó a gritar." Al parecer, el vendedor acusaba a Jorge de haberle robado un reloj de oro y decidió llamar a la policía: "Yo le dije, bueno, llamála, yo no me voy a ir, que me revisen, que vengan, yo no tengo nada. Vinieron los agentes policiales; lo

primero que hicieron fue palparme todo el cuerpo para ver si lo tenía encima. No encontraron nada. Los policías empezaron a buscar, revisaron todo y no encontraron nada. Un policía se fue con Tonelli para hacer la denuncia y dos policías me llevaron en la chata y fuimos a la comisaría; en un primer momento el policía me sacó todas las pertenencias, no pude dar aviso a mi familia por nada. Estuve 7 horas, me hicieron pasar al baño, me dieron agua fresca y a la hora en que le daban de comer a los presos me ofertaron comida. Estaba en una galería y hacía un calor bárbaro; fue mi señora y les dijo que yo era insulinodependiente y entonces el policía me hizo entrar adentro con el aire acondicionado y después fue mi señora a las 16:30 hs. y me llevó todo el equipo de insulina y me lo puse ahí." Y añadió: "Tuve que esperar al Submariante que me tomó la declaración."

Macarena, hija de Jorge, expresó la desesperación que tuvo toda la familia durante las horas en las que Jorge estuvo desaparecido: "Llegué a las 12 a mi casa y mi mamá me dijo que mi papá todavía no había vuelto; publico en las redes que estaba desaparecido y no lo podíamos encontrar; recorrimos todos los lugares donde creíamos que podía estar, fuimos al Hospital, a la clínica y no lo podíamos encontrar. A la 1:30 mi mamá va a hacer la denuncia policial para que intervenga en la búsqueda y ahí nos enteramos que él estaba en calidad de demorado y en primera instancia no nos decían por qué. Ahora mi papá tiene abierta una causa por hurto y pero está todo en manos de unos abogados; el primer paso es el sobreseimiento para que le borren la causa y después las acciones correspondientes hacia Tonelli."

Finalmente, manifestó su agradecimiento a la población que ayudó a través de las redes: "Estoy muy agradecida al gente porque me ayudaron a buscarlo; quería que esto se sepa para que no quede impune; le podía haber tocado a cualquiera que entrara en ese momento; necesitaban un perejil para culpar de la falta de esos relojes."

Arroyo al día